Translate

domingo, 18 de marzo de 2018

Somos estrellas

Somos Estrellas,
limitando lo ilusorio,
dentro de un interminable,
tan inmenso que parece que somos pocos.

De cerca somos colosales,
somos libros y
historias.
Somos estrellas.

Somos estrellas,
ciertamente valemos en la oscuridad.
En el silencio de una noche apacible.
En los bosques oscuros.
Somos estrellas.

Somos luz,
Somos compañia.

También somos la soledad,
la oscuridad,
la eternidad de la inexistencia.
Somos estrellas.

Nos escuchamos en la soledad,
nos vemos en las penumbras.
Somos estrellas.


Dime que el tiempo pasa,
dime que el tiempo existe y yo te respondere:
Somos estrellas.

Las estrellas pasan el tiempo,
como seres perdidos en la inmensidad de la soledad.
Tan lejas de si,
Tan solas.

Somos estrellas,
pero solo cuando queremos serlo.
Somos estrellas en la adversidad,
en el desamparo.

Cuando elegimos ser algo más,
cuando luchamos por algo,
No somos estrellas.
Somos planetas.

Somos estrellas que brillan pero que se alejan.
Nos alejamos de otras estrellas.

Las estrellas desean ser otra cosa,
Ansían ser planetas,
llenos de vida y oro.

Somos estrellas si no lo intentamos,
Somos planetas si lo logramos.


martes, 5 de diciembre de 2017

No te deben nada

El mundo no te debe nada Octavio. Me lo digo constantemente, pero por qué se siente que si.

El mundo no me debe nada y aún siento que me falta algo.
Me he muerto y nadie me vino a llorar, nadie esta triste, nadie me busca.
El mundo sigue y yo no existo. Nada importante pasó, nadie dijo unas palabras de despedidas, nadie siquier le importó.

Y así estoy esperando que me vaya antes de tiempo. Como si hubiera un tiempo para irse.
Nada queda, solo yo y mi mundo vacío.
Soy insignificante pero en mi cabeza soy el protagonista y el salvador. Que mentira.

Todos los dias me pregunto, ¿cuanto mas?. Todavía no tengo respuesta.
Nadie me va a salvar porque a nadie le importa. Me debo de salvar. me debe de importar.
Que dilema ¿no? qué dilema.

Mis días son números, solos y perdidos, el tiempo pasa como un viento silencioso y yo no puedo hacer nada.

Mi corazón late pero no por las razones correctas, no es amor, no es pasión.
Miedo. un miedo tan inexplicable que no existe palabras para definirlo. ¿A que?.

Ni la menor idea, solo se que es miedo
Aparece como un rocío mañanero y se va como una tormenta de verano.

No se como terminar de definir lo que acabo de escribir, quizás es mi manera de volver a expresar mi soledad o como el tiempo no cambia nada.

martes, 24 de octubre de 2017

Resistir

Un dia te das cuenta que no vas a estar para siempre, que tu vida es pasajera y es difícil ver como todo no significa nada. 
Un dia te das cuenta que no sos inmortal, duele y no podes hacer nada.

Me creí inmortal porque no sentía nada, era un ente y los entes no mueren. 
Hoy duele y no se como para este dolor.
Quizás diciendo de vuelta lo que tengo que decir, aunque nadie me escuche yo voy a hablar.

En mi vida suelo burlarme de la vida, negando todos los aspectos que la forman, me hace sentir mejor, ajeno a la misma y me da poder. Poder de librarme de ella, como si de una persona se tratase, pero ese soy yo.
Me alejo de mi porque nunca quise cambiar, y no me gusto.

Ahora duele, no solo de lo emocional, el cuerpo me esta demostrando lo que hice por mucho tiempo, dejarme olvidar. Dia tra dia me doy cuenta que estoy perdiendo algo, me estoy perdiendo en mi locura. 

Me estoy volviendo loco y es difícil percibir la realidad, como si estuviera listo para estar atado.
 La melancolía quedo atras, la tristeza también, el problema es lo que viene. Perdición. 

No se como pedir ayuda y mucho menos cuando no sabes porque te pasa lo que te pasa. Me estoy muriendo y no se como salvarme. Mi mente y mi cuerpo ahora van de la mano, así el lugar equivocado. El lugar que yo los guíe, que mis decisiones guiaron.

Si alguna vez me equivoque, perdón, si alguna vez lastime, perdón. 
Lo digo ahora antes que ya haya perdido mi cabeza en la soledad.
Ahora me voy a buscar una solución.
No me despido, no todavía al menos.
RESISTIR.

lunes, 21 de agosto de 2017

Melancólico, como siempre

Deje de escribir, no se bien porque puede ser que  me canse de decir lo mismo una y otra vez, o que ya se me habían terminado mis palabras.
La realidad es que nada cambio, sigo siendo el mismo melancólico y solitario tipo, que busca su lugar en el mundo, un mundo en el que no quiere estar, o no sabe como estar.

El tiempo nunca curó mis heridas, ya ni se cuales eran pero siguen doliendo por alguna razón. La poesía no me llenaba mas, quizás la hice muy repetitiva o mis ideas eran siempre las mismas: Estoy solo y no se como no estarlo. Eso siempre fue mi gran problema, la soledad.

Quiero ser distinto, quiero encontrar la felicidad, pero no se si estoy dispuesto a cambiar, la comodidad de estar solo es mi dolor. Es tan simple que asusta porque al final del día miras a tu lado y no hay nadie, nadie te hablo, a nadie le interesaste simplemente estas solo.

La vida no tiene sentido, eso todo el mundo lo sabe, la vida es dolor eso también todo el mundo lo sabe pero no solo es eso. La vida debe de ser algo mas, tiene que serlo.

Siempre me pregunto hasta cuando, hasta cuando resistiré, cuando me cansare de todo y me iré a donde nadie me pueda encontrar. Eso esperando que alguien me busque en primer lugar, cosa que me pareció siempre un poco complicado.
La vida me enseño en no confiar en nadie, en nada, porque tarde o temprano te van dar un disgusto, o peor lo vas a dar vos.

Ya no se que pensar sobre mi vida, yo solo estoy, dando vueltas en lugares donde nunca me sentí cómodo esperando que algún día lo hagan, o perderme en el intento.
Necesito salvarme o perderé todo, no seré nada.

Quizás este es el comienzo de una nueva búsqueda o tal vez el final. No se.

lunes, 11 de abril de 2016

No!



Grité intentando oír,
oírme,
oírte.

Atrapado en una coraza de metal,
sin moverme.
Sin sentir.

Hades existe en mi.
Dentro de mi.
Ya nada queda.

Grito y grito pero no me oigo,
quiero sentir pero eso es imposible.
Quiero ser lo que nunca fui,
gritando estoy.

Un muerto que camina por la vida,
esperando sentir,
esperando encontrar sentido a su existencia.

No!.
No!.
No!.

Quiero sentir,
déjame sentir.

Como es que los demás lo hacen tan fácil.
Es imposible.

No!.
No!.
No!.

Permíteme vivir,
los demás lo hacen.

No!.
No!.
No!.

¿Acaso me odias?
¿Tal vez te hice algo?
Por favor déjame sentir.

No!.
No!.
No!.

No!.
Basta de sufrir en silencio,
basta de gritar sin voz.

Quiero ser más de lo que soy.
¿Me permites soñar?

No!.
No!,
No!.

Entonces no vale la pena luchar.

No!.
No!.
No!.


domingo, 3 de abril de 2016

Un muerto con ojos perdidos

Te espere a ti,
la que me vio.

Pero no estabas,
te fuiste a buscar la primavera y la esperanza.
Como un alma que busca la paz eterna.
Desapareciste y no te volví a ver.

Eres el viaje sin retorno,
el paraíso de los perdidos.
Buscando tu perdición para poder sentir.

En las poesías perdidas encontré tu mirada,
esperando ser enamorada.

Exígeme que te ame,
así tal vez lo haga.
Siente lo que digo,
así tal vez me perdone.

Por no ser lo que deseas,
por ser un desconocido que deambula
buscando corazones fríos.

Buscando la eternidad para serlo.
Viendo vacíos,

En la búsqueda de mis sueño busco con los desaparecidos,
escapo de mi verdad para ser algo más.

Ojos perdidos, 
en búsqueda de satisfacer una mentira,
la misma que a todos nos dijeron.

Somos por que debemos ser y nos mentimos a diario.
Miramos al otro y no vemos nada.
Solo corazones rotos y vacíos,
corazones perdidos.

Perdidos en el consumo y la apatía.
Nada vemos,
nada sentimos.

Logre encontrarme en el otro,
nunca funcionó.
Más solo me sentí,
por que a mi me veía,
Un muerto con ojos perdidos.



domingo, 6 de marzo de 2016

Melancólico



En las tormentas del alma,
en tus acristalados soles,
allí encontré mi melancolía.
Tu melancolía.

La víspera del crepúsculo añade tu mirada,
como una despedida,
que me atrapa.

Lo que nunca fue,
nunca será.
Y allí tu estas.

Forastero enamorado,
en tierras de olvido,
exiliado de la vida.

Somos lo que fuimos.
Arcaico amor olvidado,
tempestad de una melancolía.

Cree lo que quieras,
abandona la verdad.

Solo callas,
solo calla para siempre,
y te olvidas de que sigo escuchando.
Como siempre lo hice.

jueves, 4 de febrero de 2016

Rubia loca

Ah....
Esa rubia loca,
que pasea por la vida,
buscando otra locura que hacer.

Y que hacer mas que dejarla,
dejar que su loca libertad fluya por el mundo,
Un pájaro libre siempre sera libre.

El tiempo vuela tan lejos
 hasta encontrase que los días ya no son días.
Son esperanzas de un alma olvidada por la locura.

La rubia sabe que está loca,
lo sabe más que nadie,
igual disfruta su locura.

Su voz retumbaba por mi ser,
digo,
si la hubiera escuchado.

Pero la rubia ya no esta,
se fue,
quizás a encontrar otro loco.
La rubia loca
no comprendió lo que le hacia a la gente,

Era la locura que llena vida,
la poesía definitiva,
una canción infinita.

Pero la rubia loca ya no esta.

miércoles, 20 de enero de 2016

Nunca fuiste mía



Nunca fuiste mía 
y  yo nunca fui tuyo.

Como extrañas al viajero que no se despide.
A la luna primaveral,
o los pájaros vacíos.

Tuyo,
como los rocíos de las mañanas.
Mía,
 como la brisa marina.

Nunca fuiste mía pero eso no importaba,
eras las llanuras,
llenas de vacíos y arboles olvidados.
Tardes iluminadas por el sol naranja,
arrebatando lluvias desconsoladas.

Eras mía cuando tus ojos primaverales
chocaban con mis inviernos de pena.
A la espera de tu encuentro.
Para que vuelvas.

Otro día mas,
en el que en este mundo no me encuentro,
te busque tan lejos que me perdí.
Perdido en ti.

La nieve se acerca y tu calor no existe,
frío y triste final.
Búsquedas sin igual.

Al mundo que me dejas,
a las tristes despedidas y 
a la solemne soledad les digo.
Nunca fuiste mía.

sábado, 16 de enero de 2016

Mátame lentamente



Tan lento que no parecías,
tan lejos que dolía,
hoy eres solo una poesía.

En un lejano olvido estas,
solo alli te encuentras,
alejada de mi,
mi castigo.

Te fuiste tan lento que no me di cuenta,
te fuiste.
mátame lentamente.

No me dijiste adiós,
no te pude despedir,
solo no estas.

Mátame lentamente.
Huye,
como lo hiciste esa vez.

En el roció de los despidos,
en la lluvia del olvido.
Allí estas.

Hoy he sido asesinado,
desterrado de la realidad,
olvidado en un cajón de mentiras.

Entregar tu humanidad solo para recibir un adiós,
una despedida anticipada.

Espere por tanto tiempo tu respuesta,
que me mataste.
Mátame lentamente.

En la verdad y la mentira,
en las despedidas perdidas,
tu eres todo.
Recuerda que te quise,
recuerda que no te olvide.

Todavía recuerdo tus ojos al amanecer,
el brillo que rozaba tus mejillas de cristal,
las explosiones de una verdad.

Mátame lentamente.

Tus labios me escribían,
me poseían y me gritaban.
Mátame lentamente.